•  
  •  
  • Inicio
  • /Noticias
  • /El precio del oro no subirá por la acumulación de reservas de China

El precio del oro no subirá por la acumulación de reservas de China

El precio del oro no subirá por la acumulación de reservas de ChinaEl papel del oro en los planes económicos y monetarios chinos no será relevantes para la subida del precio del oro, a pesar de las muchas especulaciones surgidas al respecto. La demanda ciudadana, surgida por la próxima crisis de liquidez generada por los bancos centrales podría ser quizás el detonante para aumentar la cotización del oro.

Los movimientos chinos no pasan desapercibidos: compra compulsiva de oro, creación de nuevas instituciones financieras mundiales, internacionalización del yuan… Pero ¿cuál es el objetivo final de esta política económica?

Diversas opiniones de distintos analistas giran en torno a la idea de que el objetivo final de esta política sería terminar con el sistema de moneda fiduciaria como moneda de reserva global, actualmente dominado por el dólar. Una situación que privilegia a EE.UU. en la política exterior global y en los mercados energéticos. Y que utilizan los estadounidenses para sancionar, de hecho, a otros países, congelando e imposibilitando sus pagos transfronterizos.

El escenario ideal para la subida del precio del oro definido por los Gold bugs

Siguiendo con esta línea de pensamiento, los gold bugs especulan que en el momento adecuado, China anunciará de golpe sus tenencias de oro reales al mundo, al tiempo que abandonará las instituciones surgidas en Bretton Woods -el FMI y el Banco Mundial-, que serán sustituidas en sus funciones por el AIIB, el Banco BRICS, y con una divisa, el yuan, respaldada en oro. Rusia y otros muchos países se unirían a este nuevo sistema monetario internacional. Y como resultado, el dólar se derrumbará, el precio del oro se disparará, y China se convertirá en la nueva hegemonía financiera mundial.

La realidad de los planes chinos con el oro

Pero en realidad, la estrategia china puede ser bien distinta. Es cierto que China está adquiriendo secretamente miles de toneladas de oro y también lo es que China se está mostrando muy activa en la creación de nuevas instituciones multilaterales de crédito, y que lidera el desarrollo de multimillonarios proyectos de desarrollo e inversión con fines comerciales. Sin embargo, el objetivo chino no pasa por destruir el actual orden establecido sino unirse a él.

Las autoridades chinas son conscientes de que a pesar del fuerte crecimiento y enorme tamaño de su economía, el yuan no está listo para ser una moneda de reserva mundial y no lo estará en los próximos años. Un ejemplo, el uso del yuan está aumentando en las transacciones internacionales abarcando algo menos del 2% de los pagos globales, en comparación con más del 40% que acapara el dólar.

Claves para convertirse en una moneda de reserva mundial

Este dato es importante, para evaluar las posibilidades que tiene una divisa para convertirse en moneda de reserva mundial, pero no el más importante. La clave para ser una moneda de reserva no reside en los pagos que puedas realizar con ella sino las inversiones que puedas formalizar. Para ello es necesario que exista un gran mercado de bonos líquidos denominados en la moneda de reserva. De esa manera, los países que logran superávit en sus balanzas comerciales pueden invertir esos excedentes y obtener un rendimiento. Y ahora mismo, los excedentes en yuanes sólo pueden invertirse en depósitos bancarios chinos o directamente gastándolos dentro del mercado chino.

No hay un gran mercado de bonos denominados para invertir en yuanes. Y esta situación no es algo fácil de cambiar de la noche al día. Requiere el establecimiento de cierta ingeniería financiera, como futuros y opciones de cobertura, instrumentos de financiación, como los acuerdos de recompra, derivados, liquidación, también canales de liquidación adecuados y, sobre todo, una seguridad jurídica que otorgue confianza a los inversores a la hora de resolver disputas, impagos o quiebras. A día de hoy, el yuan no está listo para asumir sólo un papel tan protagonista.

¿Está China lista para crear un moneda basada en el patrón oro?

Tampoco hay motivos para creer que China esté lista para lanzar una moneda respaldada por oro. Aún superando las 10.000 toneladas de oro, en reservas oficiales secretas, ese respaldo sólo representaría el 7% de sus activos de reserva actuales. Históricamente, los países que han ligado su moneda al oro, han establecido un porcentaje de entre el 20 y el 40% de la oferta de dinero en oro, para de hacer frente a posibles tensiones bancarias en el mercado. Si China llegara a ese nivel del 20%, crearía una situación extremadamente deflacionaria que arrastraría a la economía china a una depresión que daría lugar a la inestabilidad política. Por eso no es probable que suceda.

En resumen, China no puede tener una moneda de reserva eficaz por el momento porque no cuenta con un mercado de bonos maduro, ni tampoco lanzar una moneda respaldada por oro porque tiene ni de lejos suficiente oro como para que sea viable.

El Plan Chino – emular a EE.UU.

Así que entonces, ¿cuál es el plan de China? Pues emular lo realizado por los EE.UU. con su divisa y posicionar su moneda de forma importante en las finanzas y el comercio mundiales. Y la mejor manera de hacerlo es aumentar su poder de voto e influencia en el seno del FMI (Fondo Monetario Internacional). De ahí todos los esfuerzos chinos en promocionar su moneda como candidata a formar parte de los Special Drawing Right- SDR (Derechoes Especiales de Giro-DEG)del FMI. Pero, a pesar de ser una posibilidad real, esta aspiración pasa necesariamente por el visto bueno de los EE.UU, que mandan en la institución.

Si China quiere formar parte de este selecto y privilegiado club tendrá que cumplir las normas que rigen el comportamiento de sus socios. Y esto incluye mantener el actual tipo de cambio con el dólar estadounidense y no traer el tema del oro a un club que apenas lo tiene en mente. Los miembros del club mantienen sus reservas de oro por si acaso, pero lo menosprecian públicamente y fingen cuando no le otorgan ningún papel relevante en el sistema monetario internacional. Y se espera que el nuevo miembro haga lo mismo. Lo más lógico es pensar que China actuará en beneficio de sus intereses nacionales por encima de los intereses de los inversores de oro.

Además, ¿por qué habría China de renunciar al dinero fiat más que la Reserva Federal o el Banco Central Europeo (BCE)? No es ningún secreto que todos los bancos centrales prefieren el papel moneda sobre el oro, ya que pueden imprimir todo el papel que quieran. ¿Por qué renunciar a este monopolio de poder?

El oro sigue siendo el activo más seguro, y cada inversionista debería tenerlo en su cartera. El precio del oro puede seguir subiendo en los próximos años. Pero al contrario de las razones esgrimidas al principio del texto, ese aumento no llegará por un enfrentamiento entre China y los EE.UU o el lanzamiento de una moneda respaldada por oro.

Aumentará el valor cuando todos los bancos centrales, -incluidos los de China y EE.UU.- afronten la próxima crisis de liquidez mundial, peor que la de 2008, y los ciudadanos individuales corran en estampida en busca de oro para preservar la riqueza en un mundo sin confianza en los bancos centrales.

Fuente: OroyFinanzas.com